Louise & Kristian son dos daneses afincados en Gran Canaria desde hace pocos años. Aunque ya estaban oficialmente casados, esperaron a que naciera el pequeño Mateo para celebrar una boda con todos sus familiares y amigos. 

¿Sabías que los daneses son la sociedad más feliz del mundo? El Hyggie hace referencia al estilo de vida danés caracterizado por la sencillez, simplicidad y la importancia de las pequeñas cosas como método para alcanzar la felicidad. 

Bienestar, confort y un ambiente acogedor fueron las premisas para construir el diseño. La decoración minimalista, tuvo como protagonista los tonos neutros y suaves, en especial tonalidades blancas que combinamos con elementos naturales y toques de verde y rosa pálido en las flores.

Las bodas danesas están repletas de tradiciones. Uno de ellos es el ritual de los besos. Durante el convite, si los invitados golpean la mesa o las copas con sus cubiertos, los novios tienen que subirse a sus sillas y besarse, mientras que si patean el suelo, deberán besarse debajo de la mesa. Además, si el novio tiene que ir al servicio en algún momento del almuerzo o cena, todos los invitados que sean hombres, dejarán de comer para acudir a la mesa presidencial y besar en la mejilla a la novia. Si la que se ausenta es la novia, se hace al revés.

Los discursos tienen un peso fundamental en cualquier boda danesa. Padres, padrinos, damas de honor, hermanos… prácticamente toda la familia, debe mostrar sus buenos deseos a los recién casados. 

El baile de novios tiene un especial significado para los daneses. Debe producirse antes de la medianoche para ahuyentar la mala suerte. Durante el baile, los invitados forman un círculo en torno a los novios y dan palmas al ritmo de la música. Mientras, poco a poco van cerrando el círculo hasta que ya no queda espacio para que los novios se muevan, momento en que tendrán que besarse.

La parte más divertida de la noche se produjo cuando los amigos de Kristian le cortaron los calcetines como símbolo de fidelidad, comprometiéndose a no cortejar a ninguna otra mujer y lo lanzaron a la piscina. 

Sólo nos queda decir… kæresterne bor!

También formaron parte de esta boda:

Localización: Finca Escudero | Catering: Vintia & Transformer Cóctel Bar | Fotografía: Aljosa Petric & Yes Films (2º fotógrafo) | Video: Sonorité | Floristería: De La Vega Wedding | Organización & decoración: La Sal | Cartelería & Papelería: La Sal | Sonido e iluminación: Playsound Canarias | Vestido de novia: Pronovias