Un atardecer, el sonido de las olas, la brisa del mar… ¿Has soñado alguna vez con celebrar tu boda en la playa? Si es así, de momento, seguirá siendo eso, un sueño.

En España tenemos casi 8.000 kilómetros de costa y un clima envidiable, más aún en las Islas Canarias pero, es complicado encontrar metros de playa en los que esté permitido realizar una ceremonia ya sea simbólica como civil. En julio del año pasado, saltaba la noticia. Se había celebrado la primera boda en una playa en Gran Canaria, concretamente en Taurito, municipio de Mogán. Que los periódicos locales se hicieran eco de tal acontecimiento, nos hizo pensar a muchos profesionales del sector que se había puesto fin a tantísimas trabas burocráticas. Nada más lejos de la realidad…

Seguramente a estas alturas, ronde por tu mente la siguiente frase “La playa es libre y es de todos” a lo que contestamos, si… y no… Según el artículo 32.1 de la Ley 22/88, de 28 de julio, de la Demarcación de Costas

“únicamente se podrá permitir la ocupación del dominio público marítimo-terrestre para realizar aquellas actividades o colocar instalaciones que, por su naturaleza, no puedan tener otra ubicación”. 

En resumen, esto viene a decir que dado que la celebración de una boda no es una actividad absolutamente necesaria y que puede llevarse a cabo sin problema en cualquier otro lugar, es decir, no es una necesidad, sino capricho, por lo que este tipo de eventos no están autorizados.

Novia de espaldas, boda en las dunas de Maspalomas

 

Durante un tiempo, se pensaba que se había alcanzado un acuerdo con Costas para celebrar ceremonias en algunos puntos de la isla como la playa de San Agustín, El Cochino, Meloneras o Pasito Blanco, pero a día de hoy, no está permitido en Gran Canaria. Hemos mantenido contacto desde hace algún tiempo con los organismos oficiales competentes y también con el director del proyecto quién nos ha corroborado la negativa, al menos, de momento. Hacerlo, puede acarrear sanciones millonarias (desde los 3.000€ en adelante)

Lo que si está claro, son los trámites y documentación necesaria para obtener el permiso.  Cabe destacar que, tanto las tasas como la fianza son diferentes dependiendo de cada localidad.

 

casarse en la playa Gran Canaria

Documentación necesaria para casarse en la playa 

Lo primero es, (como en todas las instituciones y organismos oficiales) armarse de paciencia. Lo siguiente, solicitar el correspondiente permiso en la Demarcación Provincial de Costas, indicando los siguientes puntos:

  • fecha de la boda ya que del 1 de junio al 15 septiembre no estará permitido al ser temporada alta de bañistas
  • duración de la ceremonia
  • número de invitados
  • nivel de decibelios que se vayan a emitir (microfónía maestro de ceremonias)
  • descripción y dimensiones de los elementos decorativos que se van a emplear (pérgola, sillas, etc), sistema de montaje y lugar exacto donde se pretende ubicar así como justificación técnica de los elementos la estabilidad y seguridad.
  • metros cuadrados de playa que se van a necesitar

Tras esto, habrá que pagar una fianza y un canon de ocupación de dominio público. Además, será necesario solicitar un informe al Ayuntamiento y a la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias del municipio al que pertenezca la playa en cuestión. Por último, han de llevarse a cabo los procedimientos normales en el registro civil. Pues encontrar toda la información aquí

Novia sentada arena, boda en la playa Gran Canaria

 

Imagenes | José Novelle

Imagen de portada | If Photographers

Más información | Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar (Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino) Tel. 91 597 6062