“Cada persona que pasa por nuestras vidas es única. Siempre deja un poco de si y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada. Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad” (Jorge Luis Borges)

Aún recuerdo cuando vinieron al estudio. Su idea inicial pasaba por firmar en el Registro y celebrarlo con algunos familiares y amigos en un restaurante, pero lo habían pensado mejor y 11 años de relación bien merecían una gran fiesta.

Tenían las ideas muy claras. Meseros con botellas de vino y pizarras fue la primera petición. El resto, fue tomando forma a lo largo de las siguientes citas.

Para las pajaritas y alianzas, confeccionamos unos bastidores con tela de bigotes, la temática principal de la boda que les enamoró desde el primer momento que la vieron.

No faltó detalle. Una recepción con limonada fresquita para paliar las altas temperaturas del mes de julio, protectores de tacón para que los tacones no se clavaran en el césped y alpargatas para bailar durante toda la noche. Además, ellos mismos se encargaron de preparar unas bolsitas kraft con una pequeña botella de aceite de oliva y un tarrito de mermelada.

Implicados en cada uno de los detalles, prepararon una coreografía (cambio de vestuario incluido) y sorprendieron a los invitados con la historia de amor más bonita jamás contada, lo que provocó el llanto y la emoción de todos. Pero… ¿para qué contarlo si podéis verlo?

                                       

También formaron parte de esta boda:

Localización: Finca Escudero | Catering: Vintia & Transformer Cóctel Bar | Fotografía: Eduardo Monzón | Video: Sonorité | Floristería: El Arriate | Decoración: La Sal | Maestro de ceremonias: Celebrity Evento | Peluquería: Sunao | Sonido e iluminación: Sonora | Trajes novios: Oswaldo Machín | Complementos: PACCA | Alianzas: Óliver del Pino | Maquillaje: Marta Gil & Carolina Quintana | Peluquería y barbería: Adán Melián | Coreografía: Náyade Santana | Música: La chica del quinto y Gabriele Serrini | Pirotecnia: San Miguel