Casarse es una de las experiencias más bonitas que podrás vivir pero también toda una aventura. Los trámites burocráticos y papeleos son muchos por lo que, tener las cosas claras antes de empezar, hará que no pierdas el tiempo

Lo primero que tienes que hacer es, respirar hondo, armarte de paciencia y acudir al Registro Civil (también puedes ir al Ayuntamiento). Como dice el refrán, las cosas de palacio van despacio y las bodas ¡también! En la máquina de la entrada, tendrás que pedir un ticket para el mostrador de información. Allí te darán todos los papeles y formularios que debes cumplimentar, también un listado con la documentación que debes entregar. Por último, te harán entrega de un Boletín Estadístico de Matrimonio de 6 páginas y de obligado cumplimiento para ambos.

Una vez en casa, presta mucha atención a la caducidad, pues hay documentos como la fe de vida (en caso de matrimonio con un cónyuge extranjero) o el certificado de nacimiento que caducan transcurridos de entre 6 a 12 meses desde la fecha de solicitud o expedición.

¡Vamos al lío!

Trámites y requisitos

La tramitación del expediente de matrimonio civil se lleva a cabo en el Registro Civil del lugar de empadronamiento de uno de los contrayentes. Esta es la documentación que tenéis que aportar cada uno de vosotros. ¡Muy importante! siempre, siempre, siempre, debe ser original.

  • Certificación literal de nacimiento (no superior a un año)
  • Certificado de empadronamiento histórico individual de todos y cada uno de los municipios en los que se haya estado empadronado en los últimos dos años (no superior a 3 meses)

Para obtener esta documentación es indispensable pedir cita previa. Si vas directamente a las máquinas de las oficinas municipales o ayuntamientos no lo encontrarás. Tienes que acudir al mostrador de información y pedir el formulario. Rellénalo y entrégalo pero antes, prepara 7,66€ por persona en concepto de tasa (precio a fecha 2016). Puedes recoger la documentación personalmente transcurridos unos días o si lo prefieres, pueden enviártela por email.

  • Original y fotocopia DNI de los contrayentes y testigo

Resulta bastante absurdo, pero las dos caras del DNI deben estar en la misma cara del folio. Si entregas una cara por delante y la otra por detrás, corres el riesgo que te lo denieguen.

¿Lo tienes todo? Si tu respuesta es que si, sigue leyendo, de lo contrario, retrocede a la casilla de salida.

Con toda la documentación debidamente cumplimentada, hay que volver al Registro Civil con un testigo y pedir un ticket en la máquina, esta vez,  la letra G (Expedientes matrimoniales, civiles y canónicos). Aquí el dato importante: únicamente de 9:00 a 9:30h lunes y miércoles. Esto no significa que vayan a atenderte en media hora sino que, sólo expedirán turnos durante ese tiempo así que te puede tocar sentarte en mesa nada más llegar o  quizá 1, 2 o 3 horas más tarde. Una vez llamados, tenéis que presentar toda la documentación que habéis ido recopilando. Comprobado que está todo en regla, se le pedirá el DNI y la copia al testigo.

Si tienes alguna duda con la documentación o quieres comprobar que todos los pasos que sigues son los correctos, puedes pedir que lo revisen. Para ello tendrás que acudir de nuevo al Registro Civil y pedir un ticket, como la vez anterior, para la letra G. ¡Importante! sólo podrás hacerlo los martes y jueves de 09:00 a 13:00 horas.

¡Siiii, lo has conseguido! Un funcionario se ha levantado de la silla, ha cogido una carpeta y te ha asignado un número de expediente. ¡Enhorabuena! En un plazo de 1 a 2 meses (según temporada) todo el trámite finalmente habrá concluido. Tras esto, os darán la fecha de vuestra boda. En el Registro Civil, únicamente se celebran matrimonios los viernes pero en la mayoría de Ayuntamientos, lo hacen a diario.

El día de la boda

Debéis estar con al menos media hora de antelación a la hora indicada. Habrá una funcionaria pasando lista y os dirá el orden en el que debéis entrar. Cuando os toque, tendréis que ocupar los sitios principales junto a los dos testigos. El resto de acompañantes se sentarán detrás. Tras la lectura de vuestros datos (comprobar que son correctos) y consentimiento, firmaréis el acta junto a los testigos y se os hará entrega del Libro de Familia ¡Enhorabuena, ya estáis casados!

Ahora es el momento de pensar en decoración. En La Sal, creamos espacios diferentes y totalmente personalizados a la medida de vuestras necesidades. Ponte en contacto con nosotros y cuéntanos tus ideas.